Para la mayoría de las personas, al elegir un restaurante lo principal a tomar en cuenta es el sabor de la comida. Lamentablemente mucha de la comida que se ofrece en el mercado no tiene valor nutritivo alguno y solo logra crear problemas a nuestra salud.

La gastronomía de alta calidad debe de contar con ingredientes nutritivos que además de ser los más sabrosos, son los que mayores beneficios aportan a nuestra salud. Entre los elementos que mayor bien le hace a nuestro organismo podemos encontrar los antioxidantes, que son sustancias que detienen los procesos de envejecimiento porque eliminan los radicales libres de las células.

Los ingredientes que tienen más antioxidantes en nuestros platos.

Frutos del bosque:

Los frutos como arándanos, moras, frambuesas y las fresas contienen altos niveles de antioxidantes. Son comúnmente utilizadas en postres, sorbetes y para hacer mermeladas por su dulce sabor, además de que sus pigmentos que varían entre los colores rojos, morados y azules funcionan para agregar color y un toque muy agradable a los platos.

Judias:

Habichuelas y judías son muy comúnmente utilizadas para hacer guisados o estofados. Son generalmente acompañados de chorizo u otras carnes. Las legumbres tienen un gran contenido de antioxidantes, además de proteína y fibra, por lo que son una muy buena opción para incluir en nuestra dieta.

Alcachofas:

Muchos platos son hechos a base o llevan como complemente alcachofas. Estas cuentan con más antioxidantes que cualquier otro vegetal, tales como quercetina, rutina, cinarina, luteolina y antocianinas.  En la cocina las encontramos rellenas, al horno o al vapor, aunque también están presentes como complemento de carnes y mariscos.

Patatas:

Pocos ingredientes son tan versátiles como las patatas, y en su especie Russet son las más altas en antioxidantes. Estas se pueden encontrar en platos, al horno, fritas, en puré, en rodajas, a la francesa o incluso enteras son una excelente opción. Generalmente son acompañadas por queso, cerveza, mantequilla o tocino.

Frutos secos:

Los frutos secos como las nueces, almendras, avellanas, pistachos y piñones están relacionados con una mejor salud cardiovascular además de  contar con altos niveles de antioxidantes. Son utilizadas en la cocina de todo el mundo para preparar recetas dulces y saladas y pueden acompañar casi cualquier plato. Los encontramos acompañando carnes finas, pastas, ensaladas, postres y licuados, solo por mencionar algunos.

Cacao:

El cacao es el ingrediente principal para el chocolate, y cuando se consume en su estado 100% natural es un verdadero aliado para la salud de las personas ya que contiene un gran poder antioxidante. Dentro de la gastronomía internacional encontramos el cacao en panqués, mocaccinos, siropes y bebidas, brindándoles así a estos platos ese sabor tan particular y delicioso que además resulta ser muy saludable.

Té verde:

Las hojas del té verde tienen un muy alto nivel de antioxidantes, y han sido incluidos en la gastronomía de muchas culturas por su increíble sabor y múltiples beneficios. Además de las conocidas infusiones, también podemos disfrutar del té verde en bebidas frías, helados y postres.

Deja una Respuesta